El vidrio templado es aproximadamente cuatro veces más fuerte que el vidrio "ordinario" o recocido. Y a diferencia del vidrio recocido, que puede romperse en fragmentos afilados, el vidrio templado se convierte en piezas pequeñas y relativamente inofensivas. Como resultado, el vidrio templado se ...